Textos

Una arquitectura para la comunidad

Autor: Roberto Burdiles Allende, Arquitecto

1968. Remodelación Catedral, Concepción, con R. Jofré / L. Soto

El talento que la vida otorga a un individuo, tarde o temprano se transforma en un instrumento que permite el desarrollo a su creatividad e influye en su nivel de realización personal. Esta experiencia de vida, íniluenciada por el lugar y el momento en que sucede, se conjugan y aetenninan la postura del sujeto y la manera de relacionarse con el mundo que lo rodea.

La arquitectura, como disciplina, es una vocación y un camino que permite tanto el desarrollo del individuo, como también -por extensión- un medio de comunicación con la sociedad.

Esta potencialidad de provocar cambios en la forma de vida de los individuos y en la forma de relacionarSe entre ellos, puede elevar a la profesión a la categoría de un aporte a la cultura donde se inserta, llegando a ser en algunos casos también, un aporte a la disciplina.